NHC

NHC

5 señales que alertan que tu pelo está débil

5 señales que alertan que tu pelo está débil



5 señales que alertan que tu pelo está débil

Tu cabello no se torna frágil, débil o quebradizo de forma súbita, sino que la baja calidad y el mal estado de salud obedecen a una serie de factores. Para saber que tu melena no anda bien, existen señales que alertan de que tu pelo está débil. 

Hoy repasaremos algunos de estos signos para que puedas detectarlos a tiempo y tomar las pertinentes decisiones para mejorar la salud de tu cabello. Puede que tu alimentación esté siendo insuficiente. Puede que no te estés lavando el pelo, que estés usando en exceso el secador o que no escojas los productos de higiene adecuados.

5 señales que alertan que tu pelo está débil
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Tu pelo esta débil: 5 síntomas que lo indican

  • Menor densidad capilar. Si percibes que tu volumen ha cambiado y que tu pelo está menos denso puede suceder que exista algún problema de caída o incluso, un comienzo de alopecia que es importante detectar de forma precoz para aplicar el tratamiento adecuado. También puede indicar debilidad de los folículos pilosos.
  • Tus cabellos se rompen con facilidad. El pelo quebradizo es otro claro síntoma de debilidad.  Se detecta cuando notas hebras que se rompen cuando te peinas, tratas de peinar o incluso al pasar los dedos por el cabello. Si el bulbo está conectado, esto significa que su folículo piloso está dañado. Puede haber un vínculo con una alimentación deficiente o un problema capilar.
  • Textura desigual. Cuando pasas los dedos por un mechón de tu cabello, observa cómo lo percibes. ¿Lo sientes suave e uniforme en todo momento o hay protuberancias notables? Las protuberancias y la textura desigual de un mechón de cabello indican que tu melena puede estar sufriendo daños y que hay huecos en las células proteicas.
  • Puntas abiertas notables. Las puntas abiertas normalmente aparecen alrededor de 6 a 8 semanas después de un corte de pelo. Sin embargo, el cabello dañado desarrolla puntas abiertas demasiado pronto, sobre todo en el caso del cabello encrespado, que es el tipo más propenso a las puntas abiertas. Si nota que los extremos de los mechones de su cabello son frágiles y se parten menos de un mes después de un corte, tu pelo está débil y dañado.
  • Apariencia opaca. Si tu melena aparece opaca, floja y sin vida, tu cuero cabelludo y tu melena han sido sobreexpuestas a demasiados productos químicos o incluso a la contaminación. La extrema sequedad, el pelo enmarañado y la textura mate y sin brillo indican falta de proteínas, exceso de productos perjudiciales para el cabello o cutícula dañada.

Como siempre recordamos que la caída normal se sitúa entre 50 y 100 cabellos diario. Por encima de ello, la caída también es un fenómeno al que mirar con lupa.

Depresión en otoño: qué es el SAD o trastorno afectivo estacional

depresión en otoño



Depresión en otoño: qué es el SAD o trastorno afectivo estacional

Muchas personas experimentan un pico de depresión en otoño, ven agravada su ansiedad o no se encuentran bien anímicamente durante los meses de otoño e invierno. En algunos casos, este trastorno obedece al SAD o trastorno afectivo estacionalEs más común en tres segmentos de población: las mujeres, las personas jóvenes y aquellas que viven lejos del ecuador.

Depresión en otoño. ¿Tengo trastorno afectivo estacional?

Por supuesto, siempre debes consultar con tu médico los posibles síntomas de depresión. El síndrome afectivo estacional no debe confundirse con la tristeza o melancolía que habitualmente asociamos al clima más frío, a la lluvia o la oscuridad del otoño y del invierno. Este trastorno se caracteriza por la fatiga, la escasa energía, las alteraciones en el sueño normal -ya sea por exceso o por defecto-, irritabilidad, desesperanza y cambios de peso, en parte por el deseo de ingerir carbohidratos. Por otra parte, en muchas personas son recurrentes los pensamientos de muerte o suicidio.

depresión en otoño
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

¿Qué diferencia existe con respecto a la depresión crónica o puntual? La mayor parte de las personas que padecen depresión se encuentran peor en los meses más fríos, mientras que las personas que tienen trastorno afectivo estacional se sienten bien el resto del año. En cuanto a su origen, se desconocen con certeza sus causas: diversas investigaciones apuntan a una producción excesiva de melatonina, falta de vitamina D, alteraciones en los ciclos circadianos y poca segregación o desequilibrio de serotonina. 

Lo habitual para categorizar que una persona padece SAD implica que la sufra durante dos años consecutivos. Afecta a un volumen considerable de población: entre un 10% y un 20% padece el trastorno de forma leve y entre un 4% y un 6% de forma grave. Tienes más riesgo de padecerla si superas los veinte años, mientras que tiene más incidencia en la juventud. Su prevalencia es cuatro veces mayor en las mujeres.

Cómo prevenir y combatir el SAD

  • Haz actividades al aire libre. Realiza ejercicio suave, preferiblemente en el exterior y con la mayor frecuencia posible. Así, recibirás más luz natural y por ende, vitamina D, combatiendo la depresión.
  • Cuida tu horario de sueño.  Es importante cuidar tus horarios de sueño, no beber alcohol de noche y tampoco pasarse con el consumo de bebidas energizantes y estimulantes como la cafeína.
  • Algunas personas reciben fototerapia. Se trata de una técnica concebida para reemplazar la luz del sol que no llega durante los meses de otoño e invierno. Las cajas de fototerapia tienen una intensidad de 10.000 lux y se usan de veinte a treinta minutos diarios al despertarse por la mañana. Cerca de la mitad de personas con SAD precisan combinar medicación, fototerapia y terapia cognitivo conductual (TCC), que también ayuda a no recaer.
  • Cuida tu alimentación. Apuesta por alimentos ricos en triptofano, otros que te permitan segregar melatonina, vegetales frescos de temporada como la calabaza, legumbres, frutos secos, aceite de oliva, pescado y fruta.
  • Buena compañía. Además de aficiones creativas o la práctica de deporte, la compañía de los seres queridos es fundamental para prevenir la aparición del SAD. Acudir al cine, pasar tiempo con amigos, planificar cenas, hacer caminatas o salir a recoger setas ayuda. Disfruta de la parte positiva de estas estaciones: ver la nieve, fotografiar el paisaje, retirarse al calorcito del hogar a leer o ver una buena película…

Hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor

Hábitos quimioterapia



Hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor

Durante la quimioterapia es habitual experimentar desagradables efectos secundarios como dolores, entumecimiento, fatiga, problemas estomacales e intestinales, debilidad muscular, temblores, úlceras en la boca o garganta, falta de apetito o caída del cabello. El mejor modo de procurar el mejor estado posible de salud y evitar su aparición o reducir su incidencia es mantener un estilo de vida saludable.

Hábitos quimioterapia
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Hábitos saludables que debes mantener  durante la quimioterapia es esencial para luchar. Si te diagnostican cáncer y estás a punto de comenzar tu tratamiento de quimioterapia, estos son algunos de los consejos acerca de los hábitos saludables más recomendables por parte de organismos internacionales y asociaciones especializadas que debes seguir y mantener en el tiempo. Estos te ayudarán a encontrarte mejor a nivel físico, pero también en el plano emocional y de la salud mental.

Hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor

  • Plan de dieta saludables. Comer sano te ayudará a reducir la fatiga, la ansiedad o el insomnio, te procurará fuerzas y mejorará tu sistema inmunitario. La planificación previa a la hora de acudir al supermercado o elaborar con antelación tu menú semanal te serán de gran ayuda.
  • Aumenta las calorías y no olvides las proteínas. Este macronutriente es fundamental para reconstruir el tejido sano. Es aconsejable comer en los momentos en los que sabes que tu apetito será más fuerte, algo que te ayudará a sortear los problemas de falta de apetito. Entre las proteínas que debes incluir en todas las comidas destacan pollo, pavo, pescado, huevos, yogur griego, requesón, lentejas, nueces, semillas, tofu y leche.
  • Bebe mucho líquido a diario para mantenerte permanentemente hidratada: El agua suele ser el mejor líquido para beber, aunque puedes apostar también por infusiones, bebidas vegetales, leche o zumo natural. Se recomiendan unos ocho vasos diarios de líquido aunque la cantidad dependerá de tu altura, edad, género, peso y condición física.
  • Ten mucho cuidado y evitar las infecciones. No visites a familiares o amigos que puedan tener gripe o cualquier otra enfermedad contagiosa, ya que durante el tratamiento estarás más vulnerable. Limpia a fondo todas las frutas y verduras que consumas para evitar la intoxicación alimentaria, y cocina la carne, el pollo o el pescado adecuadamente.
  • Actividad física sanadora. El deporte te servirá de gran ayuda, por lo que es recomendable realizar ejercicio ligero a moderado con la mayor frecuencia posible, todos los días o en varias ocasiones a la semana. Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, la investigación sugiere que el ejercicio no solo es seguro durante el tratamiento del cáncer, sino que puede mejorar los efectos secundarios comunes, como la fatiga y la debilidad. Por lo general, se aconseja a los pacientes que hagan ejercicio a una intensidad más baja para evitar lesiones.
  • Evita la desnutrición. Este problema puede conducir a malos resultados y retrasos en el tratamiento. Para protegerte contra ella. Apuesta por mantener al menos tres comidas al día, además de refrigerios. Asegúrese de incluir todos los grupos de alimentos.
  • Pésate todas las semanas. La pérdida de peso puede conllevar peores resultados en el tratamiento. Incluye en tu dieta alimentos proteicos -desde legumbres a huevos, marisco, soja o quinoa-, una gran variedad de vegetales y verduras frescas. Intentando abarcar todos los colores, productos lácteos bajos en grasa, granos integrales y verduras con almidón. También  grasas nutritivas como el aguacate, el aceite de oliva, las semillas o  los frutos secos.
  • Da prioridad a los alimentos vegetales. Una dieta basada en plantas te aportará  vitaminas, minerales y fitoquímicos necesarios para ayudar a su cuerpo a combatir el cáncer. Cuando planifiques tus comidas, trata de cubrir la mayor parte de cada plato -al menos dos tercios- con alimentos vegetales. Frutas, verduras, legumbres y granos integrales. El resto del plato puede incluir alimentos de origen animal como pollo, pescado, huevos, queso y yogur.

Estos han sido los hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor, pero a lo largo del blog encontraras mas recomendaciones útiles. Noticias sobre el cancer, y artículos de interés.

5 razones científicas para comer más frutas y verduras

comer más frutas y verduras



5 razones científicas para comer más frutas y verduras

¿Sabes lo que es comer por colores? ¿Cumples -o al menos lo intentas- con la premisa de comer hasta ocho piezas diarias entre frutas y verduras? No es que nuestras madres fuesen muy insistentes en la infancia, sino que realmente los vegetales desempeñan una importancia crucial en la dieta. Por ello, hoy queremos brindarte cinco razones para comer más frutas y verduras.

comer más frutas y verduras
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Son alimentos universales para regular el peso, evitar múltiples enfermedades y dolencias, prevenir la depresión, la ansiedad o el estrés, digerir mejor los alimentos o adquirir todas las vitaminas y minerales que tu organismo necesita para permanecer sano, equilibrado y lleno de energía.

Cuantas más frutas y verduras comas, mucho mejor, aunque es preferible que sean frescas y de temporada, puesto que las envasadas, enlatadas o congeladas a menudo contienen azúcar y sal añadido.

Sin más dilación, te convenceremos a continuación de comer más frutas y verduras. ¡Ve sacando aceite, una pizquita de sal y tus especias favoritas!

5 motivos de peso para comer más frutas y verduras avalados por estudios

  • Mejor salud cardiovascular. Una dieta rica en frutas y verduras puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón. El potasio, que se puede encontrar en los plátanos o en los aguacates, ayuda a que tu cuerpo tenga una presión arterial saludable. Además, la fibra dietética que se encuentra en las verduras puede ayudar a reducir los niveles de colesterol. En comparación con las personas que comen menos de 1,5 porciones de frutas y verduras al día, aquellos que comieron un promedio de ocho o más porciones al día tenían un 30% menos de probabilidades de ser víctimas de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, según este estudio. Las verduras como el brócoli, las hojas de mostaza y el repollo, y las frutas cítricas son idóneas para mejorar la salud cardiovascular. ¡Qué viva la dieta mediterránea!
  • Reducen el riesgo de cáncer. Numerosos estudios han demostrado que las frutas y verduras pueden ayudar a reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer. Por ejemplo, el licopeno encontrado en los tomates o las zanahorias podría ayudar a proteger contra el desarrollo de tumores en la próstata. Destaca también la vitamina A presente en fresas, los flavonoides de los cítricos, las antocianinas y fenoles de las uvas o las berenjenas o la luteolina de melón o las espinacas. Otros alimentos anticancerígenos son ciruelas, melocotones, granadas, manzanas, ajo, cebolla, verduras de oja verde, perejil o arándanos.
  • Ayudan a tener mejor vista. Es posible cuidar más tus ojos y prevenir las cataratas y la degeneración macular cuando las frutas y verduras tienen una dilatada presencia en tu dieta. Este estudio publicado en Archives of Ophthalmology encontró que la luteína y la zeaxantina podrían ser responsables de los efectos positivos sobre la salud ocular.
  • Riesgo reducido de diabetes. El consumo de verduras y frutas de hoja verde se ha correlacionado con un riesgo reducido de diabetes, tal y como muestran investigaciones como esta. Además, agregar bayas como los arándanos a la dieta también podría reducir su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
  • Digestiones fluidas y sanas. El contenido de fibra de las frutas y verduras ayuda a mantener su sistema digestivo funcionando sin problemas. Una dieta rica en fibra (pero no olvides beber mucha agua) es una excelente manera de evitar el estreñimiento y mantenerte saludable y cómodo.

5 hábitos cancerígenos que debes abandonar cuanto antes

hábitos cancerígenos a evitar



5 hábitos cancerígenos que debes abandonar cuanto antes

hábitos cancerígenos a evitar
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Aunque el azar es cruel e imprevisible y resuta imposible prevenir la aparición de ninguna enfermedad al 100%, las posibilidades de desarrollar cáncer se ven afectadas por las elecciones de estilo de vida. La alimentación, el deporte, el descanso, el ambiente. La exposición a determinadas sustancias, el sedentarismo o los hábitos diarios tienen una potente incidencia sobre el cáncer. Pueden contribuir a prevenirlo o incrementar el riesgo de padecerlo.

Por ello, hoy queremos hablarte de algunos hábitos cancerígenos que debes abandonar lo antes posible. Muchos implican fuerza de voluntad. Otros planificación y disiciplina. Pero todos ellos te ayudarán a encontrarte mejor, a prolongar tu esperanza de vida y a prevenir no solamente el cáncer. También enfermedades como los accidentes cerebrovasculares, la diabetes, la obesidad o la hipertensión.

5 hábitos cancerígenos a los que decir adiós este otoño

Aprovecha la llegada del otoño para despedirte de los siguientes hábitos cancerígenos:

  • Bye bye tabaco. Todos los tipos de tabaco tienen estrecha relación con varios tipos de cáncer. Pulmón, boca, garganta, laringe, páncreas, vejiga, cuello uterino y riñón. El tabaco de mascar se ha relacionado con el cáncer de la cavidad oral y el páncreas. Incluso aunque no fumes, la exposición al tabaco como fumador pasivo incrementa sustancialmente las papeletas de padecer cáncer de pulmón.
  • Exposición a la contaminación. Si vas a cambiar de lugar de residencia, fíjate en la calidad del aire. Según la OMS 2016, el 91% de la población vivía en lugares donde no se respetaban los parámetros sobre la calidad del aire. Cada año, la contaminación atmosférica propicia 4,2 millones de muertes prematuras. La contaminación ambiental del aire, el agua y el suelo por productos químicos carcinógenos causa entre el 1% y el 4% de todos los casos de cáncer.
  • Despídete de una dieta que te envenena. Una dieta saludable es, probablemente, la mejor apuesta que puedes hacer contra el cáncer. Algunas de las cosas que puedes hacer son incrementar el consumo de frutas y verduras. Así como otros alimentos de origen vegetal como semillas, granos enteros, legumbres y frutos secos. Debes reducir los azúcares refinados, las grasas saturadas, los procesados y ultraprocesados y en especial, las carnes de este tipo. Un informe de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer concluyó que la ingesta excesiva de carne roja aumenta la posibilidad de sufrir varios tipos de cáncer.
  • Goodbye sedentarismo. Los adultos que participan en cualquier cantidad de actividad física obtienen algunos beneficios para la salud. Pero para obtener beneficios sustanciales para la salud, trate de obtener al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica moderada o 75 minutos a la semana de actividad aeróbica vigorosa. Lo ideal es apostar por al menos 30 minutos de actividad física en su rutina diaria.
  • Huye del sobrepeso. Mantener un peso saludable podría reducir el riesgo de varios tipos de cáncer, incluido el de mama, próstata, pulmón, colon y riñón. El peso ideal es un rango en kilos recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que sugiere, según la estatura y contextura de la persona, el peso que aproximadamente debe tener una persona. Tal y como se puede apreciar en la siguiente tabla.

Crédito: Organización Mundial de la SaludCabe destacar que las mujeres que comen una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra y nueces mixtas pueden tener un riesgo reducido de cáncer de mama. La dieta mediterránea se centra principalmente en alimentos de origen vegetal. Frutas y verduras, granos integrales, legumbres y nueces. Las personas que siguen la dieta mediterránea eligen grasas saludables, como el aceite de oliva en lugar de la mantequilla y el pescado en lugar de la carne roja.
Abandonar el alcohol -ligado a cáncer de mama, colon, pulmón, riñón e hígado- o protegerse del sol. Así como evitar el solarium y vacunarse contra infecciones virales como la hepatitis B o el papiloma humano también son consejos recomendables para prevenir el cáncer.

Fuente | Mayo Clinic

Especias que previenen el cáncer (y que debes incorporar a tu dieta)

Especias que previenen el cancer



Especias que previenen el cáncer (y que debes incorporar a tu dieta)

Las especias son, dentro de la alimentación, excelentes aliadas para combatir numerosas enfermedades, sentirte mejor y reducir el riesgo de padecer diabetes, obesidad o algunos tipos de cáncer. Sus componentes y nutrientes específicos pueden impedir la formación de células tumorales, combatir la inflamación o depurar tu organismo.

Centrándonos en la prevención del cáncer, estas son algunas de las hierbas y especias más importantes que deberías incluir en tu dieta.

Especias útiles para prevenir el cáncer que no pueden faltar en tu cocina

  • Ajo: Es el propio Instituto Nacional del Cáncer el que indica la relación entre la subida de la ingesta de ajo y la reducción de alguno tipos de cáncer como el de mama, páncreas, estómago, colon y esófago, según señalan diversos estudios demográficos. Esta hortaliza tan destacada en la dieta mediterránea contiene compuestos orgánicos de azufre con propiedades anticancerígenas que además, fortalecen el sistema inmune.
  • Jengibre: De dilatado uso medicinal por parte de tradiciones milenarias, el jengibre tiene propiedades antitumorales, como la sustancia 6-gingerol, que previene el cáncer colorrectal. Una investigación reciente elaborada en la Universidad estatal de Georgia logró reducir el tamaño de los tumores de próstata hasta un 56% en roedores gracias al extracto de jengibre. También es antivomitivo, bueno para el aparato digestivo y reductor del colesterol malo. Se recomiendan entre tres y diez gramos de jengibre fresco al día.
  • Canela: Esta especia, cuyo olor y sabor se deben al cinamaldehído, tiene grandes propiedades para tu salud y metabolismo. Reduce los niveles de LDL, tonifica el estómago y alivia la acidez y además, favorece la circulación y es antioxidante.
  • Cúrcuma: La reina de la cocina asiática es uno de los más potentes antiinflamatorios conocidos, que además, mejora la concentración, la memoria o el estado de ánimo. En su composición destaca la curcumina.  Esta sustancia es polifenol antixoidante que bloquea proteínas relativas al cáncer gastrointestinal y destruye las células cancerígenas. En la India se consume a diario una proporción media de 1,5 a 2 gramos.
  • Orégano: Existe una sustancia presente en esta rica hierba llamada carvacrol. Pues bien, según un estudio realizado en la Universidad Long Island es capaz de originar la muerte célular de los tumores de próstata.
  • Pimienta cayena: Actúa como agente tóxico para las células cancerígenas, es antioxidante y su capsaicina es la sustancia responsable de prevenir el cáncer de intestino, colorrectal y de próstata. De regalo, diversos estudios científicos confirman que el picante puede alargar la vida.
  • Tomillo: Buenas noticias si te gusta condimentar tus platos con el delicioso tomillo -o degustar infusiones a partir de esta hierba-. En el tomillo abundan flavonoides y terpenos, con efectos citotóxicos para matar las células cancerosas.
Especias que previenen el cancer
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Ingredientes buenos para el pelo, 5 ensaladas sanas

5 ensaladas sanas con ingredientes buenos para el pelo



Ingredientes buenos para el pelo, 5 ensaladas sanas

Ingredientes buenos para el pelo, es una búsqueda esencial. ¿No sabes cómo incorporar ingredientes buenos para el pelo en una sola comida fresca y nutritiva? Las ensaladas sanas son una opción económica, rica, cómoda y ligera para estos días de verano y playa en los que debido al calor no te apetece una comida excesivamente copiosa.

5 ensaladas sanas con ingredientes buenos para el pelo
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Si quieres que tus ensaladas incluyan ingredientes deliciosos que sean buenos para tu pelo, recuerda que son fundamentales ingredientes como los ácidos grasos omega 3, minerales como el hierro, el zinc o el magnesio o vitaminas como la A, la B o la C.

Por ello el pescado azul, los frutos secos, los vegetales de hoja verde, los brotes germinados u hortalizas frescas de temporada son fundamentales para cuidar tu cabello, prevenir enfermedades y mantener una dieta veraniega sana y equilibrada. 

Si estás falto de ideas, apunta las siguientes propuestas.

Cinco ensaladas sanas para tu pelo

  • Ensalada de pollo y aguacate: El pollo a la plancha cortado en daditos, lechuga, rúcula y canonigos, el toque del cebollino picado, la cebolla morada y unos frutos secos es fantástico con aguacate. Puedes añadir salsa de soja, yogur, sésamo y semillas.
  • Ensalada de espinacas y queso de cabra: Los brotes de espinacas son una excelente opción vegetal. Puedes incorporar queso de cabra, tiras de bacon bien tostado en la sartén, nueces y vinagre de módena. Otra opción es ensalada de brotes frescos con gambas y ajito.
  • Ensalada griega: Esta opción mediterránea es fabulosa, ligera y fresca. Puedes picar pepino, cebolla y tomate, aliñar con abundante aceite de oliva, sal y orégano fresco picado, o incluso un poco de albahaca si te apetece. Para completar son ideales aceitunas negras y queso feta.
  • Ensalada Caprese: Puedes laminar tomate y meter en cada hueco una lámina fina de burrata y otra de aguacate. Puedes freír albahaca y alcaparras en aceite caliente hasta que estén crujientes. Puedes incorporar bacon, lechuga, piñones, p alcaparras fritas, añadiendo vinagre de módena, aceite de oliva y albahaca fresca picada.
  • Ensalada de pepino y salmón: Permite que los pepinos suelten el agua y cortalos en cubitos. Trocea el salmón e incorpora jugo de limón. Dados de aguacate, kumato o canónigos completarán el resultado final, además del aliño.

5 alimentos que deberías eliminar de tu dieta para prevenir el cáncer

5 alimentos que deberías eliminar de tu dieta para prevenir el cáncer



5 alimentos que deberías eliminar de tu dieta para prevenir el cáncer

¿Sabes qué alimentos deberías borrar de tu dieta para prevenir el cáncer? La alimentación juega un papel fundamental. Especialmente si tenemos en consideración que un tercio de todos los casos de cáncer pueden prevenirse. La prevención constituye la estrategia a largo plazo.

5 alimentos que deberías eliminar de tu dieta para prevenir el cáncer
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Además de abandonar hábitos como el tabaquismo o el consumo de alcohol, debes evitar el sedentario. Practicar el deporte con regularidad, cuidar tu dieta y lo que incluyes en ella es fundamental para evitar el cáncer. Por ejemplo, alimentos como el pimiento, el brócoli, el ajo o la cebolla han sido avalados. detrás existen estudios científicos que los avalan para prevenir esta enfermedad.

A continuación, nos centraremos en aquellos que no debes comer.

5 alimentos que no debes comer si quieres prevenir el cáncer

  • Carne o pescado curado y alimentos en escabeche. Es importante limitar el pescado en salazón. Tiene un elevado contenido de nitratos y nitritos, conocidos carcinógenos en animales y cáncer humano de cabeza y cuello. Por su parte, otros estudios revelan que la comida en escabeche puede aumentar el riesgo de cáncer de estómago.
  • Alimentos ultraprocesados. Un amplio estudio de observación llevado a cabo en la universidad de La Sorbona reveló que los ultraprocesados pueden estar directamente relacionados con un aumento en la incidencia de varios tipos de cáncer hasta en un 12%. Entre los alimentos ultraprocesados destacan las patatas fritas. Los helados, hamburguesas, pollo frito, margarina. También la leche condensada, lácteos con sabores y productos añadidos. Café envasado, bebidas alcohólicas, zumo artificial, sopa en lata o refrescos carbonatados.
  • Azúcar. Los científicos han descubierto que el alto consumo d azúcar e daña activamente las células e incrementa el riesgo de cáncer. «La ingesta continua de azúcar conduce a un círculo vicioso de estimulación continua del desarrollo y crecimiento del cáncer», reveló Johan Thevelein, un biólogo molecular belga, autor de esta importante investigación.
  • Barbacoa. Cuando las carnes de vacuno, pescado, cerdo o ave se queman a elevadas temperaturas -cocinándose a través de la técnica de la parrilla- se desprenden unos compuestos químicos de carácter peligroso y carcinógeno denominados aminas heterocíclicas (HCA) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). Si bien no se trata de abolir tus parrilladas para siempre, intenta limitarlo.
  • Carne procesada. Aquella carne roja transformada mediante salado, curado, fermentación, ahumado u otros procesos para mejorar el sabor o mejorar la conservación es procesada. Como ejemplos podemos citar el bacon, los perritos calientes o el embutido. La carne procesada ha sido catalogada como carcinógena  para los humanos. Según la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer), un poco más del equivalente de un perrito caliente por día es suficiente para aumentar el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%.

Para prevenir el cáncer deberías optar por semillas como las de lino, té verde, frutos secos, especias como la cúrcuma, legumbres, frutas y verduras frescas -especialmente las crucíferas y hortalizas de color amarillo y verde- o legumbres, así como cereales integrales. La fibra alimentaria, los antioxidantes como beta caroteno, selenio y vitaminas C y E son esenciales. 

Fuentes | Very Well Health

10 mejores alimentos para cuidar el pelo en verano

10 mejores alimentos para cuidar el pelo en verano



10 mejores alimentos para cuidar el pelo en verano

 

10 mejores alimentos para cuidar el pelo en verano
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Ha llegado la ansiada temporada estival y durante estos meses de calor, sol y playa es fundamental comer alimentos para cuidar el pelo en verano. Por ese motivo te recomendamos los 10 mejores alimentos para cuidar el pelo en verano. Se trata de una época en la que resulta más habitual padecer sequedad capilar, caída, puntas abiertas o incluso, descuidar nuestros buenos hábitos de vida y por tanto, que nuestro organismo se vea afectado.

El cabello se ve afectado por las circunstancias meteorológicas durante todo el año. De este modo, es posible que la humedad y la lluvia te sienten de una manera y el sol de otra. En concreto, el calor propio del verano abre las hebras del cabello -compuestas de proteínas y pigmentos y envueltas por la cutícula-, por lo que los rayos UVA y UVB penetran y deshidratan la melena, de forma que tu pelo está más seco. Además el sol es un decolorante natural que mema la elasticidad, incrementa la rotura y las puntas abiertas o incide sobre las proteínas.

Además de usar gorro para proteger tu cuero cabelludo, beber abundante agua, utilizar mascarillas hidrantantes, resguardarte de la exposición directa al sol en las horas punta del día o utilizar siempre crema de protección solar, echa mano de los siguientes alimentos.

10 mejores alimentos para cuidar el pelo en verano que debes conocer

  • Fresas. Sus componentes antioxidantes o vitamina C son fundamentales. Esta última produce colágeno, que hace tu pelo más fuerte y duradero.
  • Salmón. Uno de los pescados grasos azules por excelencia, con el que podrás nutrir tu organismo con ácidos grasos omega-3, vitaminas del grupo B o vitaminas liposolubles como la vitamina D y la A. Esta ultima lubrica tu folículo piloso y ayuda a prevenir y disminuir la caída del cabello.
  • Frutos secos. Imprescindibles en la dieta por su abundancia en ácidos grasos omega-3. En las nueces encontrarás altas dosis de vitamina B y ácido fólico poara oxigenar la sangre de tus folículos pilosos, además de minerales como el cobre, esenciales para mentener tu color natural. Las almendras te proporcionarán vitamina E, esencial protegerte del daño oxidativo y producir queratina.
  • Vegetales de hoja verde. Las verduras como la rúcula, la col kale, las espinacas o el perejil contienen una sustancia denominada metilsulfonilmetano (MSM) o azufre orgánico, la cual favorece tu patrón de crecimiento capilar al incentivar la producción de queratina. Lo encontrarás en los vegetales de hoja verde.
  • Ostras. Se trata del alimento conocido con más concentración de zinc -en concreto, una ración brinda el 500% de la ingesta diaria de este mineral-. Si quieres conservar tu salud capilar y que tu cabello crezca sano y fuerte, ya sabes.
  • Aguacates. Es recomendable tanto para hacer mascarillas caseras nutritivas e hidratantes -clon aceite de oliva o huevo, por ejemplo-, pero también para formar parte de tus desayunos, aperitivos y cenas este verano. Contiene un amplio abanico de vitaminas y minerales, fibra y ácidos grasos omega-3.
  • Huevos. Son una maravillosa fuente de proteínas y además, contienen biotina, una vitamina B soluble en agua fundamental para tu pelo.

Por último no olvides aumentar el consumo de agua en días de mucho calor, ya que si tu cabello carece de la hidratación precisa se debilitará, crecerá peor y perderá su buen aspecto habitual. La cantidad dependiendo de tu altura, edad, peso, complexión y actividad física o género se sitúa entre los 8 y los 10 vasos al día.

Qué es la astenia primaveral y cómo superarla con éxito

Qué es la astenia primaveral y cómo superarla con éxito



¿Qué es la astenia primaveral y cómo superarla con éxito?

Desde la pasada madrugada la estación primaveral ha irrumpido con fuerza en nuestras vidas. Aunque se trata de una estación hermosa de días largos y frescos, flores y paseos en el exterior, más planes sociales y tiempo al aire libre, también viene acompañada de una silenciosa enemiga. La astenia primaveral, que afecta especialmente a las mujeres. Que se caracteriza por cambios en el sueño y en el apetito, ansiedad, fatiga o somnolencia, además de bajo rendimiento y desconcentración.Qué es la astenia primaveral y cómo superarla con éxito

En términos clínicos, astenia significa cansancio. En torno a la astenia primaveral no existe un consenso científico claro sobre sus causas. Conocemos que afecta al 2% de la población, afectada durante el comienzo de la estación y que experimenta los síntomas negativos de este fenómeno. Si duermes menos o mal -especialmente tras el cambio horario-, tienes sueño durante el día, falta de energía y de hambre, tristeza, dolor de cabeza y agotamiento físico y mental, podrías padecer astenia primaveral.

Eso sí, las buenas noticias son que es leve y pasajera. Su origen podía combinar factores ambientales y endógenos -estos últimos todavía no esclarecidos-. Estos conllevan a que algunas personas se vean afectadas por los cambios climáticos. Se agravan por estrés, problemas hormonales o una alimentación negativa.

La astenia propicia que disminuyan hormonas asociadas a la alegría y la felicidad. Como la serotonina olas feniletinaminas, aumentando el cortisol -la hormona del estrés- o experimentando cambios en la secreción de la melatonina debido a más horas de luz solar, variación en la presión de la atmósfera y aumento de las temperaturas.

Trucos para superar la astenia primaveral

  • Come bien. Rechaza procesados, ultraprocesados, carne roja industrial, grasas trans y saturadas, azúcares refinados y bebidas carbonatadas. Incorpora a tu dieta frutas, vegetales crudos y frescos, pescado azul, frutos secos, aceite de oliva y bebe mucha agua. Especias como la cúrcuma, carnes magras, aguacate, nueces o salmón son excelentes para mejorar tu estado de ánimo. Reduce oe vita las cantidades de cafeína y alcohol, que pueden provocarte somnolencia, ansiedad y fatiga.
  • Acuéstate y levántate a la misma hora. Respeta las ocho horas de sueño y alimenta tu ciclo circadiano con horarios regulares. Para no interrumpir la segregación de melatonina es ideal que duermes a oscuras, en lugar tranquilo, fresco y seco y sin tecnología. Cena al menos dos horas antes de dormir y antes de meterte en cama, dedícate tiempo. Haz yoga, lee, escucha música o medita. También puedes tomar alguna infusión relajante.
  • Deporte suave. El ejercicio físico moderado te ayuda a segregar endorfinas y serotonina, descansar mejor y regular tu apetito, reduciendo el estrés y la ansiedad. Pilates, natación, senderismo o salir a caminar son buenas opciones. No optes por el ejercicio extremo.