NHC

NHC

Centros Capilares

Centros Capilares NHC



Centros Capilares

Tienes un problema capilar. Puede ser que hayas empezado a observar una densidad menor de cabello en alguna zona. Puede que provengas de invertir mucho tiempo y dinero, Que ya te hayan diagnosticado alopecia androgénica.

Centros Capilares NHC
NHC Centros Capilares

 

También puede que desde joven has sufrido algún episodio de alopecia areata y puede que hayas sido victima de rechazo escolar. O por su puesto, puede que estés sufriendo algún tipo de cáncer y una de las consecuencias de su tratamiento, es que estas perdiendo el pelo.

En cualquier caso, tienes un problema capilar. Ahora estas buscando un centro capilar. Seguramente no sea el primero, puede que vengas “rebotado” de otros. Puede que el primer diagnostico y su solución que te han dado haya sido directamente cirugía. Es una solución que es adecuada en algún caso concreto. Pero recordemos que no deja de ser un tratamiento quirúrgico que requiere de una seriedad exacta, extrema y que hoy en día, cuesta ya encontrarlo con el auge de soluciones “dudosas” o viajes exteriores “mas baratos”.

También seguramente, para una Alopecia Androgénica te han recetado múltiples compuestos, pastillas, vitaminas, “pseudo-medicamentos”, milagrosas formulas maestras. Grandes anuncios y grandes “descubrimientos científicos”, pero el resultado es el mismo. Sigues sufriendo Alopecia. Sigues sufriendo falta de cabello y sigues necesitando un Centro Capilar que de soluciones.

NHC tiene centros capilares en Madrid y Valencia. NHC tiene soluciones para tu alopecia androgénica, areata y oncológica. Y no son quimeras químicas, no son compuestos farmacológicos, cirugía implantar o soluciones que hagan que crezca el pelo milagrosamente.

Muchas mujeres y hombres con alopecia areata o androgénica sufren absolutamente sus consecuencias. Tienen una falta de seguridad y encuentran en su estética que no se reconocen o tienen miedo a cierto rechazo por los clichés estéticos. Por no contar con las gravísimas consecuencias del cáncer.

Nuestras soluciones capilares, a través de prótesis capilares y pelucas naturales son unas soluciones sencillas. Seguras. Con un seguimiento pormenorizado y especifico de cada caso. Con un resultado que se puede observar y dejar claro desde el principio del tratamiento. Donde no hay efectos secundarios, no soluciones mágicas.

Creamos prótesis capilares en nuestros centros capilares con prótesis de pelo natural, pelo europeo.

Esta característica no es gratuita, no responde a un capricho. El pelo natural europeo, es mas resistente, grueso que sufre mucho menos peligro de quebrarse. Que a su vez admite mejor los cambios de temperatura.

Además, es un pelo que desde el principio, es mejor tratado. No se mezclan los cabellos entre muchos tipos o de muchos orígenes. Es más dócil para trabajar ya que sufre menos ondulaciones, pero tiene un cuerpo adecuado para las diferentes tipologías europeas y caucásicas. El pelo Asiático, que suele ser bastante sano, tiene mucha menos consistencia y provoca problemas en tratamiento estéticos y peinados adecuados.

En cualquier caso, si buscas un centro capilar, tanto en Madrid como en Valencia, donde recibir soluciones a tus problemas capilares. En NHC estamos trabajando desde hace décadas para ello.

Verduras anticancerígenas para incluir en tu menú semanal

7 verduras anticancerígenas para incluir en tu menú semanal



Verduras anticancerígenas para incluir en tu menú semanal

7 verduras anticancerígenas para incluir en tu menú semanal
NHC Soluciones Capilares

¿Sabías que dentro de tu alimentación existen verduras anticancerígenas cuyas beneficiosas propiedades son fundamentales para la salud? Además de que los científicos recomiendan la dieta basada especialmente en vegetales frescos como la más saludable. Esencial un elevado contenido de cereales integrales, aceite de oliva, frutos secos, legumbres y verduras, carne magra, huevos y pescado en dosis repartidas. Necesario un escaso consumo de carne roja y grasas saturadas. Algunas hortalizas concretas han aparecido en estudios como poderosas aliadas para prevenir el cáncer.

Según la propia Organización Mundial de la Salud, entre el 20% y el 25% de los tumores malignos podrían evitarse llevando una dieta adecuada. Algunos nutrientes son fantásticos para prevenir el cáncer. También contra otras numerosas enfermedades, desde la vitamina A al licopeno, los flavonoides, las antocianinas o los fenoles.

A continuación, repasamos diversas verduras anticancerígenas fundamentales que deberían tener un hueco en tu plato de cada día.

Verduras anticancerígenas para añadir a tus platos

  • Tomate. El licopeno de los tomates, un alimento presente en toda clase de ensaladas, sopas, aperitivos, bocadillos o salsas- inhibe la proliferación celular. Tiene propiedades anti-carcinogénicas y anti-aterogénicas. A este carotenoide se debe su brillante y hermoso color rojo. Un estudio de la Universidad Estatal de Ohio revela que comer un tomate al día aumenta la producción de adiponectina, hormona clave para prevenir el cáncer de mama.
  • Ajo y cebolla. Ambos alimentos estrella de la dieta mediterránea destacan por contar con antioxidantes como la lisina y la quercetina, rico por sus propiedades anticancerígenas. Las mujeres con un consumo alto de ajo en su dieta sufren la mitad de cánceres que aquellas que apenas lo consumen. Un estudio de la Universidad de Minnesota. Por su parte -así como la cebolleta y el puerro, de la misma familia que el ajo-, destaca por su abundancia en quercetina, otro fitoquímico anticáncer, y en glucoquinina, responsable de la regulación de los niveles de azúcar en sangre.
  • Vegetales de hoja verde. Las acelgas, la lechuga o la espinaca son verduras ricas en los compuestos antioxidantes denominados flavonoides -contienen hasta 13 compuestos diferentes-. Luchan contra los radicales libres responsables del envejecimiento.
  • Familia de las crucíferas. Esta beneficiosa familia vegetal incluye col, coliflor, brócoli, repollo, col china, col jale, mostaza, grelos, berza, berro, rábano, nabo, romanesco, col rizada y col de Bruselas. El consumo de estas verduras está asociado a un menor riesgo de sufrir cualquier cáncer. Un estudio financiado por el gobierno de Canadá reveló que apostar por tres raciones o más a la semana reduce el riesgo de cáncer de próstata a la mitad y disminuyen el riesgo de metástasis.
  • Calabaza. Esta verdura tan otoñal es rica en betacaroteno, un compuesto que protege la piel y las mucosas, previniendo los cánceres de boca, de estómago, de colon y de cuello uterino. Las calabazas también contienen licopeno, así como vitaminas C y E.

 

5 alimentos cancerígenos que debes eliminar de tu dieta

5 alimentos cancerígenos que debes eliminar de tu dieta



5 alimentos cancerígenos que debes eliminar de tu dieta

La alimentación es uno de los pilares fundamentales para prevenir el cáncer. Aunque por supuesto, nadie esté a salvo de esta enfermedad. Los factores son múltiples -desde el estrés a la genética, exposición a químicos, tabaquismo y un largo etcétera-. Los alimentos que consumimos a lo largo de la vida tienen una particular importancia, tanto a nivel positivo como negativo.

5 alimentos cancerígenos que debes eliminar de tu dieta
NHC Soluciones Capilares

Desde la Organización Mundial de la Salud apuntan a la existencia de un nexo entre el sobrepeso y la obesidad. Por otro lado, muchos tipos de cáncer, como el de esófago, colon y recto, mama, endometrio y riñón. Para protegerse es preciso apostar por una dieta ricas en frutas y hortalizas que desempeñe un un efecto protector.

A continuación, repasamos algunos de los alimentos cancerígenos que deberías eliminar o al menos, reducir y dosificar dentro de tu dieta.

5 tipos de alimentos cancerígenos

  • Carnes rojas. La OMS advierte que el consumo excesivo de carnes rojas y en conserva puede estar asociado a un mayor riesgo de contraer cáncer colorrectal. Además de hipertensión, colesterol y numerosas enfermedades cardiovasculares. Es mejor optar por carnes magras como el pollo o el pavo o buscar proteínas de origen vegetal como la soja. Recuerda que la carne roja ha sido clasificada como Grupo 2A.Es decir, probablemente cancerígena para los seres humanos en base a la evidencia limitada procedente de estudios epidemiológicos que muestran una asociación positiva entre el consumo de la misma y el desarrollo de cáncer colorrectal
  • Procesados. Se trata de la carne transformada a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado, u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación. La mayoría de las carnes procesadas contienen carne de cerdo o carne de res, pero también pueden contener otras carnes rojas, aves, menudencias o subproductos cárnicos tales como la sangre. En esta categoría encajan las salchichas, conservas, embutidos o carne en lata. Es habitual que contengan sustancias nocivas como edulcorantes, conservantes y colorantes artificiales, que son perjudiciales para la salud y se relacionan con el cáncer colorrectal, de estómago o de hígado.
  • Fritos. Si sometes constantemente a los alimentos a elevadas temperaturas producirás una sustancia cancerígena denominada acrilamida. No frías siempre y opta por variantes como al vapor, comida cocida o en todo caso, al horno o a la plancha, además de productos frescos y crudos como los de origen vegetal, preferiblemente de proximidad y de temporada.
  • Azúcares refinados. Está asociado al aumento de las células tumorales, o lo que es lo mismo, el azúcar es el alimento preferido del cáncer. Por otro lado, carece de propiedades nutricionales, tan solo se trata de calorías vacías, y su consumo está vinculado a problemas como la depresión, los infartos, la diabetes y enfermedades cardíacas.
  • Alimentos Carbonizados. La comida carbonizada genera moléculas perjudiciales que estimulan el crecimiento de las células cancerígenas. La asparagina, un aminoácido presente en las proteínas, al calentarse a altas temperaturas en presencia de determinados azúcares y carbohidratos se transforma en acrilamida, la mentada sustancia cancerígena. Así que ya sabes, si puedes evitar la comida quemada, muchísimo mejor.

 

¿Cómo explorar el pecho para prevenir el cáncer de mama II?



¿Cómo explorar el pecho para prevenir el cáncer de mama II?

Continuamos con el blog del mismo titulo que publicamos el pasado Lunes 10. Hoy seguimos profundizando en las diferentes maneras, complementarias a la palpación frente al espejo del pecho. 

Todos estos métodos, que insiste la doctora Funk: “se debe hacer una vez al mes: la semana después de la regla”, momento en el que —explica— «tienen menos bultos, no están tan sensibles y dan menos lugar a confusiones», o «el primer día de cada mes para las mujeres que ya no menstrúan”

Estas acciones complementarias son:

            Tumbada en la cama o de pie en la ducha hay que pasar los dedos por encima de los pechos siguiendo alguno de estos movimientos:

  • 1) de arriba a abajo
  • 2) de izquierda a derecha
  • 3) de forma concéntrica, trazando círculos como los de una diana
  • 4) de manera radial, como los radios de una rueda.

«Sea cual sea el movimiento que elijas, los resultados serán los mismos. Usa la misma técnica cada mes mientras tus dedos van memorizando tus senos», dice la experta. Es esencial conocerte a ti misma.

            Estirando el brazo izquierdo por encima de la cabeza. La piel queda lo más tersa posible. Hay que palpar el pecho con las yemas de los tres dedos centrales de la mano derecha.

«Empezando por la axila, se deslizan los dedos hacia la parte superior externa del pecho trazando pequeños círculos a su alrededor. Hasta palparlo entero».

Este paso hay que repetirlo tres veces. Primero con poca presión. Luego un poco más y una última vez más profunda. Al terminar con un pecho hay que realizar el mismo proceso con el otro.

            En el último paso toca apretar con suavidad el pezón izquierdo unos segundos para notar si hay algún cambio. «Es probable que salga una pequeña cantidad de líquido que siempre está presente en los conductos mamarios». Es normal que esto ocurra al presionarlos o estimularlos, pero «nunca debería suceder por sí solo». En ese caso se debe acudir al médico en el caso de que sea «acuoso o sanguinolento». Hay que repetir la acción con el derecho.

Como siempre intentamos transmitir, la lucha y las acciones de prevención, tratamiento y cura contra el cáncer, debemos de realizarlas desde diferentes perspectivas, compartiendo con la familia o nuestro circulo mas cercano, haciendo integral el tratamiento y decidiendo que partes y cuales no, se viven en una soledad o en compañía. 

Es una manera diferente de enfrentarnos ante una enfermedad grave, pero que tiene cura en un alto porcentaje. Y que sucede durante los tratamientos oncológicos y después, es algo en lo que NHC esta totalmente implicada, así como en trasmitir nuevas visiones de problema, dentro de una tendencia de “normalización” y victoria sobre la enfermedad.

Cómo explorar el pecho para prevenir el cáncer de mama I



¿Cómo explorar el pecho para prevenir el cáncer de mama I?

Según las ultimas cifras de la AECC, en España se diagnostican alrededor de 32.825 nuevos cánceres de mama al año. También indican que una de cada ocho mujeres sufrirá esta enfermedad.

Actualmente se trata de la primera causa de mortalidad por cáncer entre la población femenina. El dato esencial es detectar a tiempo: las posibilidades de curación en su etapa inicial son casi del 100%.

Para ello, debemos tener hábitos de prevención. En la lucha contra el cáncer, la prevención es la clave. Es donde realmente podemos hacer algo activo para luchar contra él.

Es esencial tener hábitos de vida saludables, nutrición, ejercicio, etc, pero hay un apartado que solemos pasar por encima: la autoexploracion.

Por ese motivo, hacemos hoy una mención especial a explorar los senos como una de las medidas esenciales para poder prevenir

«Para tener unos pechos sanos hay que palparlos en casa». Kristi Funk, cirujana oncológica de mama, en su nuevo libro Pechos: aprende a conocerlos (Urano, 2019). 

En este trabajo, la experta, (especialista que trató a Angelina Jolie) aporta pautas para el cuidado de los senos y la prevención, que empiezan por el sencillo ejercicio de autoexploración.

Esta exploración la debemos realizar una vez al mes, y en la semana posterior a la finalización del ciclo menstrual. Como vemos, cómo y cuando realizar las cosas es esencial. La elección del tiempo, para todo dentro del “Cáncer”, es vital. Cómo lidiamos con él antes, durante y pos es lo que marca la diferencia en relación con esta enfermedad.

NHC ofrecemos soluciones para poder atenuar determinadas consecuencias de los tratamientos, tanto de la quimioterapia, como radioterapia.

Mantenernos psicológicamente fuertes es esencial para encarar la enfermedad. Muchas veces gracias a pelucas oncológicas o prótesis capilares que ayudan a dotar de autoconfianza al paciente, podemos conseguirlo. Le acompañamos a lo largo de todo el tratamiento, a través de una ruta personal de tratamiento. Pero prevenir es un punto superior en nuestras prioridades, por eso queremos hablarlo en varias entradas de nuestro blog.

La principal manera de auto exploración, según la doctora Funk es: 

Desnuda de cintura para arriba y delante de un espejo, hay que observar hasta el menor detalle de la forma, el tamaño y el contorno. Buscando posibles alteraciones en la piel «como un engrosamiento, un enrojecimiento, hoyuelos, retracción o protuberancias». La experta explica que «los pezones tienen que apuntar en la misma dirección siempre, ya sea al frente, a la izquierda, a la derecha».

Frente al espejo, hay que colocar las manos sobre las caderas y empujar el cuerpo con ellas para flexional los músculos pectorales. Así observar si hay hendiduras o bultos extraños. Después, levantar las manos por encima de la cabeza para observar si hay algo fuera de lo normal en los pechos.

En próximas entradas, vamos a continuar dando pequeñas ayudas y técnicas. La autoexploracion es una tarea fácil, rutinaria dentro de nuestro día a día. De esa manera, conocernos mejor y prevenir lo máximo posible.

Cómo mejorar tu ánimo durante la quimioterapia

Cómo mejorar tu ánimo durante la quimioterapia



Cómo mejorar tu ánimo durante la quimioterapia

Afrontar el proceso de la quimioterapia es un camino duro y largo. Exige paciencia. Apoyo y trabajo emocional para la persona que padece cáncer. En este artículo queremos centrarnos en el aspecto psicológico. La autoestima y la esperanza y repasar algunos de los consejos fundamentales durante la duración del tratamiento. Muchas ocasiones tiene efectos secundarios desagradables y genera sufrimiento físico y psíquico a la persona afectada.

7 consejos para enfrentarte a la quimioterapia

  • Reorganización vital: Es importante que tanto como tus seres queridos os adaptéis lo antes posible. Es una nueva situación en su dimensión más práctica. La organización en torno al transporte, la compañía durante la hospitalización, las tareas domésticas o los descansos variará. Un calendario o agenda común puede resultar útil.
  • Modifica los hábitos en la mesa: Ya que la quimioterapia suele provocar bastantes náuseas y vómitos. Es recomendable masticar la comida despacio y en pequeñas cantidades. Evitar las grasas y los olores desagradables. Beber a pequeños sorbos a lo largo del día y descansar tras las comidas. Usar ropa cómoda que no apriete durante la comida y digestión. Comidas suaves, preservar una buena higiene bucal y evitar alimentos que irriten la mucosa.
  • Prioridad al descanso: Para poder afrontar el tratamiento con la mayor fuerza posible es importante tener horarios regulares y ordenados. Suficientes horas de sueño cada noche, ocho al menos. No hacer excesivos esfuerzos, especialmente físicos, ya que el tratamiento puede propiciar anemia, descenso de los leucocitos o de las plaquetas.
  • Busca ayuda para la ansiedad: El gasto energético, la fatiga, el sufrimiento ligado a la enfermedad y los efectos secundarios desagradables del tratamiento provoquen momentos o períodos de ansiedad. Aprender y desarrollar técnicas de meditación y relajación, practicar yoga suave o recibir terapia psicológica, ayudaran. Debes saber que existen asociaciones como AECC o GEPAC que brindan atención psicológica gratuita tanto a pacientes como a familiares.
  • Alimentación completa: Es posible experimentar problemas de falta de apetito o alteraciones en la percepción de sabores, olores y texturas durante el tratamiento. Es recomendable seguir una alimentación variada y saludable. Hacer tres y cinco comidas al día que contengan todos los nutrientes que precisas para el funcionamiento de tu metabolismo.
  • Actividad física suave: Caminar durante quince o veinte minutos diarios te ayudara. Convertir una actividad física en hábito diario mejorara el cansancio crónico y mejorará tu sistema inmunológico. Te ayudara a liberar endorfinas para sentirte mejor y mejorara tus relaciones sociales. 75 minutos de actividad física moderada y 150 de una actividad más vigorosa a la semana pueden resultar de gran ayuda.
  • Apóyate en el equipo médico: La falta de información o una mala comunicación pueden constituir un gran motivo de angustia, por lo que no dudes en resolver tus problemas junto al equipo de profesionales y solicitar todos los datos que precises para afrontar lo mejor posible la enfermedad y el tratamiento. También puedes acudir a un grupo presencial de apoyo para hablar de tu experiencia, buscar recursos de ayuda como libros, películas, canales especializados de Youtube o blogs de otras personas que estén atravesando tus mismas vivencias.

Cómo mejorar tu ánimo durante la quimioterapia