NHC

NHC

7 errores con las mascarillas para el pelo que cometes a menudo

7 errores con las mascarillas para el pelo que cometes a menudo



7 errores con las mascarillas para el pelo que cometes a menudo

Seguro que en alguna ocasión has cometido errores con las mascarillas para el pelo, sobre todo aquellos más comunes entre la gente debido a falsos mitos o falta de información. Hoy les echaremos un vistazo para que puedas aprovechar al máximo este tipo de productos.

7 errores con las mascarillas para el pelo que cometes a menudo
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

Antes de nada, y como bien sabrás, las mascarillas de pelo son un refuerzo de hidratación con múltiples propiedades capilares que se dejan actuar durante un período de tiempo entre 5 y 20 minutos, tras haber aplicado el champú y el acondicionador.

Existen muchas variantes comerciales y de las principales casas de cosmética pero también pueden hacerse caseras, más naturales, económicas y respetuosas con el medio ambiente. Según tengas el pelo débil, seco, enredado, encrespado o ralo podrás usar unos ingredientes u otros. Algunos de los más comunes son el aceite de oliva, el aguacate, el huevo, los aceites esenciales o la cerveza.

¿Quieres saber cuáles son los errores con las mascarillas para el pelo que arruinan tus buenas intenciones? Sigue leyendo.

7 errores con las mascarillas para el pelo que debes evitar

  • Usar una mascarilla cualquiera. No puedes deambular por el pasillo del supermercado y arrojar al carrito una mascarilla cualquiera sin leer sus espeficiaciones o adquirir un producto ajustado a las características de tu pelo o a la función que deseas conseguir. Selecciona la mascarilla según quieras purificar, hidratar, regenerar, y siempre para cabello graso, seco, rizado… ¡para tu melena en concreto!
  • Extremar la frecuencia de uso. Los expertos lo tienen claro, y es que las mascarillas deben usarse una vez a la semana, dos a lo sumo como mucho. Utilizarla cada vez que te lavas el pelo o incluso a diario puede causar efectos contrarios a los deseados, como engrasar tu pelo. 
  • Retirarla tras echarla. Para conseguir el resultado esperado y maximizar su potencial, la mascarilla debe actuar durante varios minutos, ya sean los indicados por el fabricante o los recomendados en el caso de las mezclas naturales elaboradas en casa. Aprovecha para cerrar el agua y realizar otras acciones, como depilarte, exfoliar tu piel o cualquier otra cosa. Aclárala siempre que puedas con agua tibia, y acaba con agua fría para que la cutícula se cierre. Retírala de forma delicada.
  • Echar la cantidad incorrecta de producto. Por supuesto, esto depende en parte del largo de tu melena, de su cantidad, densidad y volumen. Normalmente, basta con una porción del tamaño de una nuez. No apliques mascarilla de más, o la estarás desperdiciando inútilmente.
  • Aplicarla por todo el cabello. Algunas mascarillas se echan por toda la cabeza, desde la raíz capilar, pero la gran mayoría se aplican al igual que los acondicionadores: de medios a puntas. 
  • Echártela bruscamente. Aplícala con suavidad y a través de un suave masaje, con mimo.
  • Utilizar siempre la misma. Probablemente, en otoño tu cabello sufra caída estacional, en verano se seque debido al contacto con el salitre y el calor, o en algunas épocas se vuelva más frágil y quebradizo. No uses siempre la misma mascarilla: adáptala a tu pelo y a sus renovadas necesidades para sacar el máximo partido de estas milagrosas sustancias.

5 tratamientos caseros para tener una melena más sana

5 tratamientos caseros para tener una melena más sana



5 tratamientos caseros para tener una melena más sana

¿Quieres tener una melena más sana? Queremos que conozcas algunos de los mejores tratamientos caseros que puedes preparar tú misma al calor de tu hogar, empleando ingredientes naturales, sostenibles y económicos.

5 tratamientos caseros para tener una melena más sana
NHC Centros Capilares y Soluciones para tratamientos oncológicos

En diferentes épocas del año y por causas variadas -desde el estrés a la mala alimentación, la época natural de caída del cabello, problemas hormonales o tratamientos farmacológicos- el pelo puede resentirse, caerse o tornarse más frágil. Según la persona, el cabello puede manifestarse seco, apagado, sin brillo, escaso, demasiado graso, poco hidratado, débil o quebradizo.

Cuando esto suceda, existen alimentos y componentes naturales muy útiles que te echarán un cable para devolver a tu pelo su aspecto de siempre y recuperar la melena. Sus propiedades nutritivas, hidratantes, revitalizantes o fortalecedoras serán el mejor de los bálsamos.
Toma nota de los mejores tratamientos caseros para devolver la salud a tu pelo.

5 tratamientos caseros para un cabello más sano

  • Tratamiento de plátano maduro: Si tu melena está seca y dañada habitualmente o ha sufrido estragos tras el verano y quieres conseguir un pelo más elástico y sano, puedes preparar una mascarilla machacando un plátano que esté lo bastante maduro hasta formar un puré.  Solamente deberás aplicarlo por toda tu melena y permitir que actúe durante un cuarto de hora. Luego, puedes lavar tu cabello con normalidad. ¡Benefíciate de esta fruta tan rica en potasio!
  • Tratamiento de aceite de oliva: Este ingrediente, tan básico en nuestra rica gastronomía mediterránea, también puede aportar a tu pelo hidratación y fortaleza, evitando que tus hebras capilares se rompan. Puedes verter cuatro cucharadas soperas en un tarro -acompañándolas, si lo deseas, de algún aceite esencial o especias con diversas propiedades- y extender la mezcla por tu cabello, permitiendo que actúe durante una media hora. Enjuágalo bien, o si lo deseas, deja que actúe durante la noche y lávatelo la mañana siguiente.
  • Tratamiento de huevo: Probablemente, el ingrediente más famoso del listado y que ya conocían nuestras madres y abuelas. Aplicarte de vez en cuando tratamientos caseros para el cabello a base de yema de huevo batida tiene numerosos beneficios, aportando grasas saludables y proteína. Aplícalo a tu melena, deja que actúe unos minutos y acláralo. Puedes usar este método un par de veces por semana si tienes el pelo seco. Te ayudará a recuperar aceites naturales y a prevenir la caída.
  • Tratamiento de cerveza: Esta opción es tan famosa que de hecho, existen champús de cerveza natural disponibles en el mercado. La efectividad de esta bebida de cebada se remonta al Antiguo Egipto, y cualquier cerveza común te vale para cumplir su cometido. Según señalan desde The Beer Times, algunos de los usos principales de la cerveza son hidratar, nutrir y aclarar el pelo gracias a la combinación de agua, malta, lúpulo y levadura. Dentro de su composición puedes encontrar vitaminas B1, B2, B6, ácido fólico y biotina. Puedes aplicarla con un spray y dejar que actúe antes de lavarte el cabello.
  • Tratamiento de miel: La miel destaca por sus propiedades nutritivas, antisépticas, fortificantes, calmantes, laxantes, diuréticas y bactericidas. Se trata de uno de los mejores remedios caseros para restaurar el pelo dañado y evitar que se caiga. Además, evita la sequedad, te brinda brillo y nutrición, contribuye al crecimiento del y estimula la producción de queratina Puedes añadir unas gotas a tu champú o acondicionador o prepararte una mascarilla casera, aplicándola una vez por semana.

5 mascarillas caseras y económicas para el pelo seco

5 mascarillas caseras ideales para el pelo seco



5 mascarillas caseras y económicas para el pelo seco

Si tienes el pelo seco, aplicar de vez en cuando mascarillas caseras con ingredientes naturales te resultará muy útil. Le darás vigor, fuerza y brillo, además de mantenerlo hidratado. Con los alimentos que tienes en tu cocina puedes elaborar estas preparaciones de forma sencilla, sin perjudicar al medio ambiente ni gastar mucho tiempo. De paso, podrás ahorrarte unos eurillos.

5 mascarillas caseras para pelo seco que puedes hacer hoy mismo

No te pierdas las mejores mascarillas para pelo seco que puedes hacer en casa en tan solo unos minutos:

  • Aceite de oliva, aguacate y huevo. Esta mezcla de ingredientes -cuyo consumo, dicho sea de paso, también es positivo para la calidad y la salud de tu cabello- te permitirá tener una melena más brillante y reluciente, llena de vida. Para elaborar la preparación tan solo tienes que batir un huevo e incorporar -si es para un solo uso o persona- una buena cucharada de aceite de oliva. Posteriormente añade la pulpa de un aguacate preferiblemente maduro. Puedes incorporar también un poquito de mayonesa. Debes dejar que esta mascarilla casera para pelo seco actúe durante un cuarto de hora. Acto seguido, lava tu pelo con el champú y el acondicionador habitual y acláralo bien.
  • Aceite de almendras. Este hidratante y nutritivo aceite es fundamental para enriquecer y mejorar el aspecto del pelo seco. Hacerlo requiere una preparación muy sencilla. Tan solo debes mezclar tres partes de aceite de almendras por una de aceite de oliva. Ve incorporando una yema de huevo y una cucharada de germen de trigo que darán como resultado una mascarilla espesa y suave. Déjala en todo tu cuero cabelludo de raíz a puntas y permite que penetre en toda tu melena antes de lavarte el pelo.
  • Miel y plátano. Deberás machacar la fruta hasta obtener un puré, incorporando tres cucharadas de miel. También si quieres, aceite de almendras, idóneo para las puntas. Es importante dejar esta mascarilla para pelos secos durante media hora en tu cabellera. Los resultados hidratantes y embellecedores se notarán de inmediato.
  • Yogur: El yogur es uno de los ingredientes más destacados para preparar tus propias mascarillas. Puedes emplear un bote o seis cucharadas de yogur natural o griego -eso sí, sin azúcar- y si quieres que la mascarilla sea más completa, añadir huevo hasta que la pasta sea homógenea. Esta mascarilla es idónea para lograr la suavidad de la que en muchas ocasiones carecen los cabellos que son secos por naturaleza, o también como tratamiento reparador tras la prolongada exposición al sol del verano o la sequedad propiciada por un exceso de cloro o salitre.
  • Aloe vera: Te recomendamos tener tu propia planta de aloe vera en casa. Solamente deberás cortar un par de hojas -se regeneran, ¡no te preocupes!. la noche anterior, abrirlas y extraer su jugo que podrás conservar en un recipiente de vidrio y añadir una cucharadita de miel para completar el gel. Puedes aplicarla cada vez que te laves el pelo dejando que actúe entre 20 y 30 minutos. Su principal potencial es evitar la caída del cabello.

Y tú, ¿conoces más mascarillas caseras para el pelo seco fáciles de preparar y con los ingredientes de siempre?

5 mascarillas caseras ideales para el pelo seco