NHC

NHC

¿Cuánto tiempo dura el pelo de un injerto (y otras dudas)?

¿Cuánto tiempo dura el pelo de un injerto?



¿Cuánto tiempo dura el pelo de un injerto (y otras dudas)?

En torno a cuánto dura el pelo de un injerto, si este tratamiento capilar duele o cuánto es el tiempo de rehabilitación existen muchas dudas. En este artículo te resolveremos algunas y te propondremos finalmente nuestra alternativa, el cabello sin cirugía. Caracterizado por ser de gran calidad, económico y mucho más cómodo y menos intrusivo para el paciente.

En primer lugar, describamos qué es un injerto capilar, también conocido como implante. Son tratamientos que se hacen personas con alopecias irreversibles. La parte androgenéticas -la calvicie común, vamos-. Su principal finalidad es la recuperación de la imagen habitual y la mejora de autoestima. ¿Cuánto tiempo dura el pelo de un injerto?

Recurren al injerto aquellas personas cuyo problema de pérdida de cabello no tiene solución y que optan por pasar por quirófano, donde se trata de una cirugía que suele transcurrir sin problemas. Es poco invasiva y con anestesia local. El postoperatorio es muy corto, demanda entre tres y cinco días de reposo relativo. El único efecto secundario frecuente es el enrojecimiento del cabello o una leve inflamación que desaparece de forma natural con el paso de los días.

Después de la operación… ¿qué pasa con el injerto?

Es fundamental la higiene y el mantenimiento del estado del cabello en los días posteriores a la operación, usando champu neutro y agua termal para incrementar la superviviencia de los nuevos folículos. No se recomienda exponerse al sol ni acudir a las piscinas o al agua del mar durante el primer mes.
Lo normal es que un mes después de someterse al implante, el pelo injertado se caiga de forma natural, que volverá a crecer cerca del tercer mes. A partir de entonces comenzarán a crecer con normalidad, siendo el sexto mes el punto de inflexión donde mejor se percibe el cambio de imagen. Al año, son constatables los cambios definitivos. En todo caso, en cada persona el proceso es diferente y depende de varias variables. 
Algunas personas se preguntan si puede darse rechazo del pelo injertado, pero este nunca se da, ya que no existen anticuerpos que detecten como ajeno el pelo injertado, cuyos resultados  son naturales. El pelo de un injerto dura exactamente igual que uno natural, aunque por el envejecimiento natural del organismo, puede perderse un porcentaje reducido.

Nuestra solución al injerto. el cabello sin cirugía

En lugar del implante, proponemos el cabello sin cirugía, una opción de la que te hablamos largo y tendido en este post y que pretende convertirse en la alternativa más natural y adaptada a tu bolsillo para recuperar la apariencia deseada. Utilizamos sistemas de creación de cabello o de integración capilar para cubrir las zonas despobladas con tu pelo biológico y cabello natural mezclado con el tuyo, reparando el daño de diversas enfermedades como la alopecia, estrés y tratamientos médicos.
Los resultados del cabello sin cirugía son idénticos al del injerto capilar: la apariencia es completamente natural y su mantenimiento muy fácil. De hecho, tras recibir el sistema de integración es posible hacer deporte, peinarte como quieras y seguir tu rutina habitual. Además, ofrecemos a nuestros clientes una garantía de un año en este tratamiento capilar.

Cómo saber si precisas un injerto capilar

Cómo saber si precisas un injerto capilar



Cómo saber si precisas un injerto capilar

Para saber si precisas un injerto capilar, es fundamental ponerte en manos de profesionales para que te asesoren en torno a tu caída de pelo. Los injertos capilares son tratamientos recurrentes para personas con alopecias irreversibles. Pacientes que quieren mejorar su imagen y continuar con su ritmo de vida. Sin alteraciones estéticas ni emocionales.Cómo saber si precisas un injerto capilar

Las personas que recurren a un injerto capilar son aquellas que padecen calvicie generada en la mayor parte de los casos por la alopecia androgénica. Esta es de origen genético y que se hace especialmente visible a partir de la treintena.

Es decir, no se suele recurrir a un injerto capilar ante la caída de pelo estacional, pérdida de cabello por estrés o ante una enfermedad o tratamiento químico o farmacológico. O problemas hormonales o déficit de vitaminas. La alopecia androgénica es la responsable del 95% de los casos de pérdida de pelo. El injerto, también denominado trasplante capilar, es solo una de sus posibles soluciones.

El trasplante o injerto capilar, a grandes rasgos, constituye una técnica para paliar el problema de la calvicie. En ella, se extraen las unidades foliculares de los laterales y parte de atrás de la cabeza. Posteriormente van a implantarse en la parte superior de la cabeza. Donde la alopecia suele hacer mella. Las técnicas más novedosas que existen hoy en día con respecto al injerto consisten en obtener y plantar el cabello tal y como nace. La anestesia es local, no es un proceso doloroso y los resultados comienzan a ser visibles en torno a los tres meses.

La alternativa al injerto capilar: cabello sin cirugía

Aunque es un método muy recurrido por miles de pacientes, no todos los problemas capilares pueden solucionarse mediante trasplante capilar. Algunos pacientes no son candidatos a trasplante. Por ejemplo, no pueden hacerlo aquellos que carecen de zona donante. En estos casos, una solución real para normalizar la imagen capilar y recuperar la estabilidad emocional son los sistemas de integración capilar de NHC.

La integración capilar sin cirugía de nuestro centro es una técnica que resuelve totalmente el problema estético de la alopecia. Toma como base el propio pelo biológico del paciente, entremezclándolo con pelo natural europeo obtenido de forma personalizada e idéntico al del paciente.

Los resultados del cabello sin cirugía son idénticos al del injerto capilar. Se logra una apariencia completamente natural y que requiere un mantenimiento muy sencillo. Tras recibir el sistema de integración es posible hacer deporte, peinarse al gusto de la persona y mantener las rutinas habituales de higiene diaria.

La clave reside en el pelo natural europeo, del que NHC es el único fabricante a medida, y que difiere enormemente de las fibras sintéticas en cuanto a calidad. Para el cabello sin cirugía los profesionales seleccionan de forma sumamente cuidadosa el pelo natural, idéntico al del paciente, utilizando materiales base transpirables de última generación. De esta manera, los acabados combinan el máximo confort y funcionalidad.

Para terminar, esta alternativa al injerto sin cirugía es duradera, ya que la combinación de pelo biológico con cabello natural europeo mantiene alineado en la misma dirección, desde la raíz hasta la punta. Como ventajas, nunca se enreda ni enmaraña puesto que no se le ha extraído la cutícula, mientras que tampoco se ha procesado químicamente. Los sistemas de integración capilar también se elaboran a medida según la estructura craneal del paciente, todo ello de forma personalizada para asegurar un aspecto natural y dar solución a la calvicie.