NHC

NHC

5 alimentos cancerígenos que debes eliminar de tu dieta

5 alimentos cancerígenos que debes eliminar de tu dieta

La alimentación es uno de los pilares fundamentales para prevenir el cáncer. Aunque por supuesto, nadie esté a salvo de esta enfermedad. Los factores son múltiples -desde el estrés a la genética, exposición a químicos, tabaquismo y un largo etcétera-. Los alimentos que consumimos a lo largo de la vida tienen una particular importancia, tanto a nivel positivo como negativo.

Desde la Organización Mundial de la Salud apuntan a la existencia de un nexo entre el sobrepeso y la obesidad. Por otro lado, muchos tipos de cáncer, como el de esófago, colon y recto, mama, endometrio y riñón. Para protegerse es preciso apostar por una dieta ricas en frutas y hortalizas que desempeñe un un efecto protector.

A continuación, repasamos algunos de los alimentos cancerígenos que deberías eliminar o al menos, reducir y dosificar dentro de tu dieta.

5 tipos de alimentos cancerígenos

  • Carnes rojas. La OMS advierte que el consumo excesivo de carnes rojas y en conserva puede estar asociado a un mayor riesgo de contraer cáncer colorrectal. Además de hipertensión, colesterol y numerosas enfermedades cardiovasculares. Es mejor optar por carnes magras como el pollo o el pavo o buscar proteínas de origen vegetal como la soja. Recuerda que la carne roja ha sido clasificada como Grupo 2A.Es decir, probablemente cancerígena para los seres humanos en base a la evidencia limitada procedente de estudios epidemiológicos que muestran una asociación positiva entre el consumo de la misma y el desarrollo de cáncer colorrectal
  • Procesados. Se trata de la carne transformada a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado, u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación. La mayoría de las carnes procesadas contienen carne de cerdo o carne de res, pero también pueden contener otras carnes rojas, aves, menudencias o subproductos cárnicos tales como la sangre. En esta categoría encajan las salchichas, conservas, embutidos o carne en lata. Es habitual que contengan sustancias nocivas como edulcorantes, conservantes y colorantes artificiales, que son perjudiciales para la salud y se relacionan con el cáncer colorrectal, de estómago o de hígado.
  • Fritos. Si sometes constantemente a los alimentos a elevadas temperaturas producirás una sustancia cancerígena denominada acrilamida. No frías siempre y opta por variantes como al vapor, comida cocida o en todo caso, al horno o a la plancha, además de productos frescos y crudos como los de origen vegetal, preferiblemente de proximidad y de temporada.
  • Azúcares refinados. Está asociado al aumento de las células tumorales, o lo que es lo mismo, el azúcar es el alimento preferido del cáncer. Por otro lado, carece de propiedades nutricionales, tan solo se trata de calorías vacías, y su consumo está vinculado a problemas como la depresión, los infartos, la diabetes y enfermedades cardíacas.
  • Alimentos Carbonizados. La comida carbonizada genera moléculas perjudiciales que estimulan el crecimiento de las células cancerígenas. La asparagina, un aminoácido presente en las proteínas, al calentarse a altas temperaturas en presencia de determinados azúcares y carbohidratos se transforma en acrilamida, la mentada sustancia cancerígena. Así que ya sabes, si puedes evitar la comida quemada, muchísimo mejor.

Grupos de apoyo para el cáncer: ¿cuáles son sus ventajas?

Grupos de apoyo para el cáncer

Si estás atravesando un tratamiento de quimioterapia o radioterapia o te acaban de diagnosticar cáncer. La parte del apoyo psicológico, la ayuda emocional y la escucha son fundamentales para tu ánimo. Aunque cada persona y sus circunstancias son un mundo. Hablar con otras personas que estén atravesando una situación similar a la tuya puede constituir un importante colchón anímico. Es necesario liberación y un espacio en el que compartir miedos, esperanzas, dolor y experiencia. Por eso, hoy queremos hablar de los grupos de apoyo para el cáncer y los beneficios de formar parte de uno de ellos.

¿Cómo encontrar un grupo de apoyo para el cáncer? ¿Importa cuál sea el estadio de la enfermedad? ¿Valen para todo el mundo? ¿Y cuáles son sus ventajas? Por si no tienes claros estos aspectos, arrojamos un poco de luz sobre tus dudas.

¿Qué son los grupos de apoyo para el cáncer?

Los grupos de apoyo para el cáncer son reuniones para personas con cáncer y personas afectadas por la enfermedad. Por supuesto, muchas personas reciben cariño y apoyo por parte de su pareja, amigos y familiares. La gran diferencia de estos grupos con respecto al resto de seres queridos es que en ellos puedes compartir la experiencia con el cáncer con otras personas que también padecen la enfermedad.

Por ello, las principales investigaciones científicas realizadas al respecto revelan que unirte a un grupo de apoyo mejora tu calidad de vida y también la esperanza de la misma. Recibiendo una inyección de ánimo y un impulso para la autoestima. Repasamos algunas de las principales ventajas de decidirte a formar parte de uno de ellos:

  • Compañía. Para personas que se sienten solas por sus circunstancias personales o que desean encontrar a iguales para compartir su experiencia, estos grupos resultan muy útiles para expresar sus sentimientos y lidiar con ellos.
  • Autoconocimiento y manejo emocional. Los grupos de apoyo sirven para trabajar la empatía, manejar la rabia y la frustración, comprender la tristeza, vencer la soledad y entenderse a uno mismo y a los demás durante la enfermedad. También es importante para sobrellevar mejor los efectos secundarios del tratamiento.
  • Superar problemas familiares. Algunos grupos ponen el foco en problemas familiares como cambio de funciones, dificultades o novedades en las relaciones sexuales y afectivas, preocupaciones económicos, cambios laborales, procesos administrativos o burocráticos y elementos de apoyo. Si es tu caso deberás buscar a grupos de apoyo que incluyan a supervivientes de cáncer y a familiares.

Algunos grupos de apoyo son específicos de un tipo concreto de cáncer -por ejemplo, de mama o de colon-, mientras que otros son de carácter genérico. También existen grupos telefónicos en los que se realiza una conferencia común y grupos online valiéndose de las nuevas tecnologías amparadas por Internet. Los grupos presenciales existen en hospitales, instituciones especializadas de ayuda, centros comunitarios y puntos de apoyo para pacientes oncológicos. Para encontrar el tuyo, puedes preguntar en tu hospital -es probable que exista un programa de apoyo para el cáncer específico-, consultar con tu oncólogo y solicitar un directorio de grupos de apoyo para el cáncer próximos al lugar donde vives.

Recurrencia del Cancer

Soluciones capilares para procesos cancerígenos

Seamos sinceros. Existen posibilidades después de padecer cáncer, de que vuelva a ser diagnosticado. Puede ser:

  • Recurrencia local. Esto sucede cuando el cáncer surge en el mismo lugar.
  • Recurrencia Regional. Ha crecido en los tejidos o nódulos linfáticos adyacentes.
  • Recurrencia a distancia.Cuando el cáncer se ha propagado a una zona alejada. También se denomina metástasis.

En muchas ocasiones surge la pregunta: ¿Podría haber hecho algo para prevenirlo? ¿Por qué a mí?

La respuesta es NO. Y aceptar que no hemos tenido una incidencia en la recurrencia, es el primer paso para volver a luchar contra la enfermedad. Y no debemos en esos momentos gastar ni una sola energía en resolver dilemas que no son constructivos.

Debemos de hablar con nuestro equipo medico, ver como se tratará en esta ocasión la enfermedad. Ya que no necesariamente, se debe seguir el mismo tratamiento.

Se debe estudiar el tipo de cáncer, como y donde ha reaparecido y el estado de salud y niveles del enfermo en este momento concreto. Y como siempre, el momento de diagnostico, y la prevención son parte esencial de ese nuevo tratamiento, como lo fue del primero.

Lo mas importante es que no nos echemos las culpas de la actual situación, ni del equipo medico que trato el primer episodio. Evitar situaciones de depresión y ansiedad es prioritario en este momento.

Debemos estar atentos a las señales de alarma, independientemente de la enfermedad principal. Saber discernir entre los síntomas de uno y otro. Por ese motivo, además del tratamiento medico oncológico, muchas veces hemos defendido la necesidad de ponernos a nosotros y a nuestra familia en manos de ayuda psicológica que nos permitan hacer mas transitable la situación.

Como hemos comentado, el camino de una recurrencia oncológica, puede ser diferente al primer episodio. Es posible que no recibiésemos quimioterapia o radioterapia pero que nos sometiéramos a una operación quirúrgica. Mientras que en la nueva etapa, si que tengamos que someternos a estos tratamientos antes de la cirujia.

Si se da esta situación, NHC tenemos soluciones capilares, ante la caída del pelo durante los tratamientos, a través de nuestras pelucas oncológicas y prótesis capilares. Estas ayudan y refuerzan los elementos positivos de vernos con un buen aspecto. Y reforzar nuestro estado anímico, refuerza nuestra confianza y esperanza.

Estamos presentes con nuestros centros capilares en Madrid y Valencia. Realizando nuestras Pelucas Oncológicas a medida para cada paciente. Con pelo natural europeo y trazando un camino personalizado con el paciente. Así realizamos el seguimiento correcto y estamos preparados para establecer cualquier variación.

Ayudamos a saber como utilizar la peluca, como mantenerla entre visita al centro capilar y la siguiente cita y como sentirse seguro con su uso.

No es además un problema solo de mujeres. Los hombres también están realizando el mismo camino y tienen la misma preocupación. A pesar del estigma que trae consigo la alopecia femenina, sin pararse a ver el origen, el hombre también puede sufrir las mismas crisis de confianza y la necesidad de acudir a nuestros tratamientos.

Lo importante es crear una estrategia de lucha contra la enfermedad de 360 grados. Desde el lado medico, psicológico, familiar y personal, y en ese camino.

5 cuentos infantiles para explicar el cáncer a los niños

7 cuentos infantiles para explicar el cáncer a los niños

Explicar el cáncer a los niños no es un asunto sencillo. Es un momento delicado que debe tratarse con calma, responsabilidad y actitud de escucha, comprensión y asertividad hacia los más pequeños de la casa.

Cuando un familiar padece cáncer -también puede suceder en el caso de un niño de su clase o edad-, los niños comenzarán a apreciar cambios físicos. El entorno cambia. Es probable que se sientan furiosos, tristes, desorientados o confusos ante la nueva situación. Especialmente si son bastante pequeños, que no comprendan la enfermedad y experimenten ansiedad.

Por ello, una de las herramientas didácticas fundamentales a nuestra disposición para paliar la desinformación y explicar el cáncer a los niños de una forma entretenida, clara y comprensible para sus mentes es a través de los cuentos. Sus ilustraciones, condición narrativa, trama y personajes con los que pueden empatizar les servirán para entender qué es la enfermedad. Afrontarla con ánimo y saber en qué consiste el cáncer o qué es la quimioterapia.

A continuación, te recomendamos algunos títulos de libros para hablar del cáncer con los niños.

5 libros de cuentos para explicar el cáncer a los niños

  • El álbum de mamá: Este cuento pretende ser una herramienta de ayuda para las madres que tienen cáncer de mama con metástasis. En esta historia el protagonista es un niño llamado Mateo que recibe por su cumpleaños un caballo balancín llamado Veloz que le ayuda a entender las diversas fases de la enfermedad de su mamá.
  • El pañuelo mágico: Este libro de la editorial Salvatella habla de la historia de un niño que pide a los Reyes Magos un pañuelo para curar el cáncer de su mamá. Se trata de una historia que rezuma amor, esperanza y ternura, situándose desde el punto de vista del niño, llamado Luigi.
  • Las aventuras del cáncer: Este libro tiene un componente de carácter autobiográfico, ya que fue escrito por una madre a lo largo de sus sesiones de quimioterapia para narrar la evolución de la enfermedad y el tratamiento, así como los cambios y la vivencia del proceso en su familia. Está escrito por Vanessa Nueda Peréz y lo encontrarás en la editorial Tramuntana.
  • Mamá se va a la guerra: Toma la estructura de un cuento más clásico para narrar cómo un ejército de células malas quieren dañar el cuerpo de mamá, mientras que el médico, encarnado por un general vestido de blanco, la intenta ayudar a ganar la batalla,
  • La cola de Sparky: Este cuento, válido para explicar cualquier tipo de cáncer tiene como protagonista a una adorable luciérnaga cuya mamá le cuenta que no se encuentra bien. Triste y apesadumbrada, la luciérnaga habla de ello con su mejor amiga, descubriendo todos los momentos que le quedan para compartir con su mamá. La historia se inscribe dentro del proyecto “Cuidar en Oncología” de la Sociedad española de Oncología Médica (SEOM).

La importancia de una Vida Sana

Vida Sana

No por sonar reiterativos, cejaremos en la necesidad de apostar por una vida sana. El pasado mes, conocimos la noticia de un aumento de un 12% en diagnósticos de cáncer. Al hilo, supimos que la mortalidad había subido en un 1,7% centrado en mujeres.

Son datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, basados en la Red Española de Registros de Cáncer. El dato de mortalidad lo encontramos de los últimos datos del INE. Lo que es muy importante es la feminización de la enfermedad. Es el doble las tasas de fallecimiento de mujeres.

La principal causa de este comportamiento desigual esta en la incorporación tardía de las mujeres al tabaquismo. Así lo ha comentado Ruth Vera, presidenta de la SEOM. Es más, si en el 2017 era el cáncer de mama el más común, en el 2018 el de pulmón ya es el tercero.

Un aumento en practicas menos saludables como el consumo de alcohol o dietas poco saludables. Tradicionalmente, cuando las mujeres no trabajan, estaban más protegidas ante estos factores, como puede ser en casa de los niños. Se estima que los hombres ya han alcanzado la cota máxima de riesgo. En el proceso de equiparación de hábitos, positivos y negativos, esta el aumento en el caso de las mujeres.

El aumento de los diagnósticos, no todo responde a estos factores. Esta relacionado con un aumento en los controles de prevención, o el aumento de la esperanza de vida. También en ese aumento del tabaquismo, alcohol, obesidad, sedentarismo, etc…

Aun el riesgo de desarrollo de la enfermedad es muy alto en el caso de los hombres con un 43% frente a un 27% en mujeres.

Es esencial hacer apología y pedagogia. También enseñar la necesidad de mantener una vida sana, realizar ejercicio de manera regular y adaptado a las características individuales. Una alimentación sana, basándonos en reducir azucares, grasas saturadas y sales añadidas.

En NHC llevamos un gran recorrido en la realización de pelucas oncológicas y prótesis capilares, desde nuestros centros capilares de Madrid y Valencia. Siempre pelo natural y siempre tras estudios individualizados. 

Pero también nos gustaría que tratásemos mas otro tipo de enfermedades sobrevenidas como la alopecia o la alopecia areata universal o intentar ayudar a superar traumatismos causados en accidentes. Por que esto querría decir, que enfermedades, donde muchas veces nuestro estilo de vida influye, se están superando con pedagogía y cambio cultural. Además, seguro que este cambio se transmitiría a futuras generaciones, donde las actividades de riesgo, siguen aumentando a pesar de las continuas campañas de prevención.

Ejemplo y pedagogía.

Cómo explorar el pecho para prevenir el cáncer de mama I

Según las ultimas cifras de la AECC, en España se diagnostican alrededor de 32.825 nuevos cánceres de mama al año. También indican que una de cada ocho mujeres sufrirá esta enfermedad. 

Actualmente se trata de la primera causa de mortalidad por cáncer entre la población femenina. El dato esencial es detectar a tiempo: las posibilidades de curación en su etapa inicial son casi del 100%.

Para ello, debemos tener hábitos de prevención. En la lucha contra el cáncer, la prevención es la clave. Es donde realmente podemos hacer algo activo para luchar contra él.

Es esencial tener hábitos de vida saludables, nutrición, ejercicio, etc, pero hay un apartado que solemos pasar por encima: la autoexploracion.

Por ese motivo, hacemos hoy una mención especial a explorar los senos como una de las medidas esenciales para poder prevenir

«Para tener unos pechos sanos hay que palparlos en casa». Kristi Funk, cirujana oncológica de mama, en su nuevo libro Pechos: aprende a conocerlos (Urano, 2019). 

En este trabajo, la experta, (especialista que trató a Angelina Jolie) aporta pautas para el cuidado de los senos y la prevención, que empiezan por el sencillo ejercicio de autoexploración.

Esta exploración la debemos realizar una vez al mes, y en la semana posterior a la finalización del ciclo menstrual. Como vemos, cómo y cuando realizar las cosas es esencial. La elección del tiempo, para todo dentro del “Cáncer”, es vital. Cómo lidiamos con él antes, durante y pos es lo que marca la diferencia en relación con esta enfermedad.

NHC ofrecemos soluciones para poder atenuar determinadas consecuencias de los tratamientos, tanto de la quimioterapia, como radioterapia.

Mantenernos psicológicamente fuertes es esencial para encarar la enfermedad. Muchas veces gracias a pelucas oncológicas o prótesis capilares que ayudan a dotar de autoconfianza al paciente, podemos conseguirlo. Le acompañamos a lo largo de todo el tratamiento, a través de una ruta personal de tratamiento. Pero prevenir es un punto superior en nuestras prioridades, por eso queremos hablarlo en varias entradas de nuestro blog.

La principal manera de auto exploración, según la doctora Funk es: 

Desnuda de cintura para arriba y delante de un espejo, hay que observar hasta el menor detalle de la forma, el tamaño y el contorno. Buscando posibles alteraciones en la piel «como un engrosamiento, un enrojecimiento, hoyuelos, retracción o protuberancias». La experta explica que «los pezones tienen que apuntar en la misma dirección siempre, ya sea al frente, a la izquierda, a la derecha».

Frente al espejo, hay que colocar las manos sobre las caderas y empujar el cuerpo con ellas para flexional los músculos pectorales. Así observar si hay hendiduras o bultos extraños. Después, levantar las manos por encima de la cabeza para observar si hay algo fuera de lo normal en los pechos.

En próximas entradas, vamos a continuar dando pequeñas ayudas y técnicas. La autoexploracion es una tarea fácil, rutinaria dentro de nuestro día a día. De esa manera, conocernos mejor y prevenir lo máximo posible.

Consejos para apoyar a un familiar con cáncer

Consejos para apoyar a un familiar con cáncer

Que un familiar, tu pareja, un amigo o una persona padezca cáncer es unna experiencia muy dura que también te puede afectar de forma negativa. La culpabilidad, el miedo, la tristeza, el temor o la rabia son emociones frecuentes y completamente comprensibles.

Queremos ayudarte en este camino difícil. Que puedas ser un importante apoyo para la persona que sufre cáncer tenemos una serie de consejos que pueden resultar de gran utilidad. Si te sientes bloqueado, desesperado o careces de recursos para enfrentarte a la problemática de esta enfermedad, toma nota de las siguientes recomendaciones.

Recomendaciones para servir de apoyo a un ser querido con cáncer

  • Servir como acompañamiento. Tal y como señalan desde la Asociación Española contra el Cáncer, el acompañamiento psicológico y espiritual es fundamental. Tras el diagnóstico es necesario que la persona no se sienta sola y pueda tener un apoyo sólido durante el transcurso de esta enfermedad. El cáncer tiene un impacto enorme en el día a día, por lo que estar ahí para las pequeñas cosas es fundamental. Acompaña a tu ser querido a recibir la quimioterapia. Pasea con él, pregúntale acerca de sus necesidades y sobre todo, escúchalo de forma activa y con empatía, cariño e inteligencia emocional.
  • Cuídate a ti mismo para poder cuidar. Tú también debes procurar sentirte bien a nivel físico y emocional. Tu tarea no será a menudo nada fácil y podrás experimentar estrés, agotamiento y cansancio. Son recomendables hábitos de vida saludables, buena organización del tiempo, dormir entre siete y nueve horas diarias. Repartir adecuadamente los turnos y gestionar las tareas, evitar el aislamiento relacionándote con otras personas y aprender a manejar los sentimientos negativos.
  • Comparte sentimientos. Hablar de las emociones con la persona que sufre cáncer. También con el resto de familiares o seres queridos es importante para eliminar la sensación de soledad. Tomar consciencia y resolver conflictos. Desde la alegría y la esperanza a la ira. La tristeza o la impotencia, poner nombre a los sentimientos y compartirlos equivale a alivio y mayor bienestar para el paciente.
  • Permite su toma de decisiones. Un enfermo no es una persona sin voluntad. Tiene todo el derecho a implicarse en las decisiones económicas, legales o de cuidados que le afecten directamente. La mediación, la escucha y los límites son herramientas fundamentales. En los casos en los que el enfermo no esté grave, favorecer su autonomía tiene efectos muy positivos en su salud mental. Para su estado de ánimo y autoestima.
  • Ayuda en común. No es bueno que una única persona asuma el cuidado completo de un familiar con cáncer. Debemos distribuir el cuidado y contar con una red de apoyo, algo que repercutirá positivamente en la salud de la persona enferma. Puedes consultar recursos de ayuda y recurrir a servicios, instituciones y asociaciones de apoyo. A tu ser querido también le resultará gratificante y útil tener contacto con personas en su misma situación. Hablar con profesionales especializados como psicólogos, que le aporten recursos y terapias válidas para afrontar la dura experiencia del cáncer.
  • Nuevas funciones y responsabilidades. La familia deberá redistribuir toda clase de funciones, como las tareas del hogar, el desplazamiento al hospital y algunos cuidados de la persona enferma. Contar con horarios, readaptar la vivienda o contratar ayuda profesional si es necesario son pautas muy útiles.