NHC

NHC



NECESITO UNA PELUCA POR CÁNCER, ¿Y AHORA QUÉ?

NECESITO UNA PELUCA POR CÁNCER, ¿Y AHORA QUÉ?
 
Cuando a una mujer se le diagnostica cáncer de mama, se apoderan de ella el miedo, la incertidumbre y un montón de dudas. Recibir una noticia así es un shock. Por eso, es importante dejarse ayudar y recibir el apoyo de profesionales de la sanidad y psicólogos, que a través de sus consejos y buena praxis harán que este proceso sea lo más llevadero posible. Es importante estar bien tanto por dentro como por fuera. Por eso, cada vez más profesionales de la estética capìlar se implican en este proceso.

Para que la paciente se sienta a gusto con su imagen y no se preocupe por los problemas que se va a encontrar en el camino, a consecuencia de los tratamientos de la enfermedad.
Una peluca por cáncer, es una ayuda en momentos que nos encontramos débiles.

Efectos secundarios

mujer esperanza cáncer
Uno de los efectos secundarios de la quimioterapia que más afecta a la imagen es la pérdida de cabello. Aunque cabe decir que no todos estos tratamientos producen la pérdida de pelo, depende del fármaco y su dosis. Pero, ¿por qué se produce? Lo cierto es que la quimioterapia afecta a todas las células del cuerpo, no solo las cancerosas, provocando que el cabello se caiga con gran facilidad. La pérdida de cabello suele aparecer desde décimo quinto al décimo séptimo día después del primer ciclo de quimioterapia, aunque puede que se alargue y no sea hasta después del segundo ciclo cuando se vean los primeros síntomas.

La pérdida de cabello es dura, pero una peluca por cáncer debe ser elegida para recuperarnos en momentos difíciles, no ser un estorbo más ni como un pañuelo para disfrazarnos.
 
La medicina a lo largo de estos años ha evolucionado. Al mismo tiempo lo han hecho los productos que ayudan a las personas que padecen cáncer.   A llevar mejor su cambio de imagen por el tratamiento que siguen. Como decíamos, sin duda la pérdida de cabello supone un gran impacto tanto para nosotros como para la gente que nos rodea y nos acompaña en este proceso. El cabello supone más del 50% de nuestra imagen, y los profesionales de Natural Hair Center son conscientes de ello. Por eso, desde hace más de 30 años fabrican pelucas oncológicas (peluca por cáncer), siendo los pioneros en España en este campo.

NHC referenciado por sus clientes en:» peluca por cáncer»

Desde entonces, Natural Hair Center es la única empresa del sector con fábrica propia de pelucas de pelo natural europeo en España. Ajustándose a las necesidades que demandaba la sociedad apostando por la comodidad y la naturalidad. Si quieres conservar tu imagen de siempre, seguir con tu ritmo de vida en la medida que la enfermedad te lo permita. Es importante dejar en manos de profesionales la normalización de tu imagen.

peluca por cáncer
Oncología Mujer

Para ello NHC recomienda usar una peluca de pelo natural europeo. (el de mejor calidad del mercado) y la que te dará la naturalidad que buscas.
Son muy resistentes y se pueden lavar y teñir sin problemas. Al tratarse de pelo natural, se puede peinar con facilidad, colocar el cabello como quieras.  Y no temer que el pelo se enmarañe.

En el centro tomarán tus medidas craneales para que la peluca no se mueva en ningún momento.  Y así puedas realizar tu rutina sin miedo a que se note. A la base de la peluca, los médicos desaconsejan utilizar pegamentos ya que la piel está muy sensible por el tratamiento.

En NHC fabrican la base de las pelucas con material compatible apta para todas las personas. Sin que produzca rechazo ni alergias. Su mantenimiento, es muy sencillo a la vez que importante para que siempre luzca radiante. Se lava igual que el pelo natural, con champú normal y un aclarado con agua tibia.

Los profesionales de NHC te dirán cómo mantenerla siempre perfecta y te darán consejos sobre cómo cuidarla en casa.
 
Tienes a tu alcance todas las posibilidades de seguir con tu vida sin que la enfermedad afecte a tu imagen. Apuesta por la naturalidad. Ya confían más de 1000 personas en los profesionales de NHC. Porque verte bien durante la enfermedad te da más fuerzas.