NHC

NHC



5 claves para cuidar el pelo rizado

5-claves-cuidar-pelo-rizadoEl pelo rizado es uno de los más deseados por personas del mundo y brinda una marcada personalidad estética. Sin embargo, a la hora de cuidarlo para que luzca brillante y reluciente y mantenerlo libre de problemas, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones específicas.

Hay que diferenciar entre el pelo rizado fruto de una permanente, una práctica que muchas mujeres con pelo liso realizan para ondular su cabellera y que suele implicar productos químicos de por medio, y el cabello rizado natural, cuya forma obedece a que la cutícula no está totalmente sellada. La tendencia del pelo rizo por naturaleza es tener cierta tendencia a la sequedad y al encrespamiento, así como manifestarse quebradizo o difícil de domar.

Para cuidar del pelo rizo de una forma óptima, presta atención a las recomendaciones de los profesionales.

5 consejos para cuidar el pelo rizo

  • Desenreda el pelo antes de lavarlo para evitar tanto el encrespamiento como la rotura que se puede producir al desenredarlo. Después, desenrédalo cuando todavía está mojado para evitar el encrespamiento -también denominado- y no olvides hacerlo con un peine de dientes abiertos o usando tus propios dedos, ya que los cepillos no son recomendables.
  • Retira la humedad del pelo tras lavarlo si lo vas a secar. En lugar de frotar el pelo, es mejor apretarlo ligeramente con la toalla realizando pequeños movimientos.
  • Prescinde en la medida posible del secador: El aire caliente y las altas temperaturas, como te hemos indicado en numerosas ocasiones, son perjudiciales para la salud de tu cabello. Si puedes secarte el pelo al aire libre o emplear un difusor con menos caudal de aire, mejor. Si empleas secador, mantén una distancia prudencial y una temperatura templada.
  • Intenta decapar tu cabello cada seis meses para refrescar las puntas. Los expertos recomiendan que además, utilices productos específicos para cabellos rizados y siempre libres de sulfato, para evitar que se resequen y se tornen más frágiles y quebaradizos. Son recomendables los champús hidratantes, ya que el pelo rizo es normalmente seco.
  • Utiliza mascarillas naturales específicas para cabello rizado: Puedes utilizar aceite de oliva al baño maría aplicándolo a temperatura tibia o miel con aceite de almendras -la mezcla puede ser de 10 cucharadas de aceite de almendras con 2 cucharadas de miel-, aplicándolo por todo tu cabello a excepción de las raíces. Tras aplicar la mascarilla elegida, lava tu pelo.