¿Cuál es la mejor comida para tener un pelo sano y fuerte?

Comparte en ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Para tener un pelo sano y fuerte, la alimentación es una de las pautas más importantes junto a la implantación de una serie de buenos hábitos -un correcto descanso, evitar sustancias nocivas como el alcohol o el tabaco-, utilizar productos naturales o no abusar de los recogidos tirantes, entre otras recomendaciones. Cabe tener en cuenta que los cambios de estación, el estrés, los cambios hormonales o una mala alimentación pueden incidir negativamente sobre la salud de tu cabello, provocando tanto caída como pérdida de brillo y una mayor debilidad.

En este artículo te daremos algunas de las pautas y alimentos imprescindibles para tener una dieta equilibrada y saludable que revierta en un pelo sano y fuerte.

Alimentos para tener un pelo sano y fuerte

Las dietas pobres en nutrientes como el hierro o el calcio suelen repercutir en cabellos poco brillantes, con tendencia a la caída y a la rotura y un aspecto más débil y deslucido. Si quieres mejorar este aspecto, no pierdas la oportunidad de incorporar los siguientes alimentos en tu dieta:

  • Vitaminas por doquier: La vitamina A lubrica tu folículo piloso y previene y disminuye la pérdida del cabello. Podrás encontrarla en los huevos, el hígado, las verduras, la leche fortificada y en el aceite de pescado, de girasol y de oliva. La vitamina B se encuentra en la carne vacuna y porcina, el pollo, el pescado, los frutos secos, los huevos, las legumbres y los cereales integrales, además de en la levadura de cerveza, un ingrediente altamente recomendable. Por último, la vitamina C se encuentra en frutas cítricas y verduras como las espinacas, que ayudan a absorber el hierro.
  • Proteínas: Estas son fundamentales para mantener el pelo sano y fuertes gracias al consumo de carnes y mariscos, leche, huevos, lentejas, judías o nueces, entre otros alimentos.
  • Hierro y cobre: Se trata de uno de los nutrientes más importantes para tu cabello, el cual está presente especialmente en legumbres, carne roja, espinacas y múltiples verduras. Es muy importante para oxigenar tu cuero cabelludo y favorecer la pigmentación. Por su parte, el cobre -clave para sintetizar la melanina– se encuentra en nueves, espinacas o mariscos.
  • Zinc y azufre: Si quieres favorecer el correcto crecimiento de tu pelo, te recomendamos que consumas zinc a través de pescados y carnes, patatas, espárragos, berenjenas, higos y apio. Encontrarás el azufre en carnes blancas, en el hígado, almendras, huevo, pepino, frutas y verduras. Este nutriente es el mejor para fortalecer los cabellos frágiles y quebradizos y conservar la vitalidad. 
  • El yodo presente en la mayoría de los pescados mejora el crecimiento de tu pelo y la silica, que forma parte de la composición de tu cabello, se halla en productos como pimientos, pepinos, germinados de lentejas o la avena cruda. Por su parte, el magnesio activa reacciones de enzimas fundamentales para la salud de tu pelo. Podrás encontrarlo en almendras, cacahuetes, caracoles o garbanzos.
  • Ácido fólico: También denominado vitamina B9, es fundamental para evitar la pérdida anormal de cabello o la resequedad. Su carencia puede provocar retraso del crecimiento de la melena y envejecimiento prematuro. Está presente en vegetales de hojas verdes, legumbres, espárragos, cítricos o aguacates.
  • Ácidos grasos Omega 3: Son muy importantes para una adecuada hidratación que palie la sequedad y evite las roturas, además de mejorar los niveles de colesterol y disminuit la concentración de triglicéridos. Podrás encontrarlas en frutos secos como las nueces, pescados azules como el atún o el mero y productos como el aceite de oliva. Para ganar en brillo, tus grandes aliados pueden ser el aceite de girasol y la soja. También puedes encontrar polifenoles que desempeñen una función antioxidante en la salvia, el chocolate o la albahaca. 
  • ¡No te olvides del agua!: El consumo habitual de líquidos es clave para un pelo sano y fuerte. Para mantenerlo hidratado, ingerir entre uno y dos litros de agua diarios es fundamental.

0 comentarios

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son obligatorios

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto el Aviso Legal.